Los mejores platos de ducha para baños

fecha

Contenido


Una de las partes más complicadas a la hora de remodelar el baño es la elección del plato de ducha, ya que una mala elección nos puede acarrear problemas en el futuro. En este artículo os hablaremos de los materiales con los que se fabrican los platos de ducha, cuáles son los más convenientes y qué detalles cuidar a la hora de su elección.

Hay que tener en cuenta que el precio y la calidad no tienen por qué estar relacionados; es fácil encontrar productos caros y de mala calidad, y sabiendo buscar es posible encontrar productos de buen precio y con una calidad excelente.

El plato de ducha es una plataforma de dimensiones variables que se coloca en el área de la ducha con el fin de conducir el agua hacia el desagüe. Está hecho de forma que evita filtraciones, y ha conseguido desplazar a la bañera en la mayoría de nuevas construcciones gracias a su accesibilidad, su falta de barreras arquitectónicas, su sencillez de limpieza y una mayor concienciación en cuanto al uso responsable del agua.10

Si tienes pensado sustituir una bañera por un plato de ducha, ten en cuenta lo siguiente.

La forma y el tamaño

Los platos de ducha vienen en distintas formas y tamaños.

Para espacios inferiores a 4m² te aconsejamos los platos cuadrados o de cuarto de círculo. Estos últimos son los que ocupan menor espacio y te permiten instalar una ducha en un baño donde quieras reservar metros para el lavabo o el inodoro.

Para espacios superiores, puedes optar por platos rectangulares.

El material

Entre los materiales más utilizados podemos encontrar la resina, los materiales acrílicos y los de cerámica, aunque también hay platos de piedra natural.

Platos de ducha de cerámica o porcelana.

Fabricados con arcilla, feldespato y arenas silíceas. Son la solución más económica, y ofrecen una gran resistencia a químicos, ya que no se amarillean. Sus desventajas: su gran peso y su fragilidad.

Platos de ducha acrílicos

Estos platos de ducha están compuestos por una capa externa acrílica y otra interna que puede ser de fibra de vidrio o poliuretano. Frente al plato de cerámica ofrecen una mayor resistencia a los golpes y una superficie antideslizante mayor.

Platos de ducha de resina

Están entre los más resistentes y duraderos, y tienen una calidez que los hace destacar por encima de los demás. Son resistentes, de un mayor grosor que el resto y con un peso medio.

Además, tienes la opción de elegir platos de masa coloreada, de manera que si sufren alguna pequeña hendidura o desconchón apenas se notará en el mismo, ya que el color del material interno es el mismo que el de la capa exterior.

Platos de ducha de carga mineral

Fabricados con una combinación de resina y mármol, son extraplanos y se pueden instalar a ras de suelo, aumentando la accesibilidad de la ducha y eliminando barreras arquitectónicas. Son resistentes a golpes y se pueden cubrir con esmalte GelCoat, asegurando así su capacidad antibacteriana y antideslizante.

Platos de ducha de piedra natural

Pueden estar hechos de pizarra, granito o mármol. Son de características similares a los de carga mineral, y tienen un tacto más cálido pero menor resistencia a los golpes.

Su calidad

Un detalle muy importante a tener en cuenta es la calidad y su relación con el precio. Es importante y necesario que cumplan las normas UNE-EN, y que estén certificados como resistentes a agentes químicos, para una mejor limpieza e higiene.

Su grado antideslizante

Teniendo en cuenta que son plataformas sobre las que vamos a estar de pie mientras están mojadas, es importante que certifiquemos el tipo de textura o prestaciones antideslizantes. ¡Todo sea por evitar los accidentes en la ducha!

Hay tratamientos especiales antideslizantes, como GelCoat, que consiguen una mayor adherencia sin necesidad de añadir alfombrillas plásticas.

GelCoat tiene tres grados de capacidad antideslizante, desde el básico que te asegura que no resbalarás hasta el máximo.

Tratamientos antibacteriales

A fin de obtener una mayor higiene, es posible buscar platos de ducha tratados de forma que no permiten la proliferación de bacterias en él. ¡Recuerda que los baños están muy expuestos a diferentes gérmenes y microbios!

Estos tratamientos no son indispensables, ya que con una correcta higiene del cuarto de baño puedes asegurar una limpieza más que adecuada del plato de ducha. Sin embargo, si vives con personas inmunodeprimidas, es algo muy a tener en cuenta.

Su accesibilidad

Es importante no sólo conocer los usuarios actuales del plato de ducha, sino tener en cuenta los usuarios a futuro. ¿Hay niños? ¿Ancianos? ¿Personas con discapacidad?

Es posible instalar platos de ducha extraplanos a ras de suelo para facilitar su accesibilidad, y hay que tener en cuenta la edad y movilidad de los usuarios para instalar un tratamiento antideslizante adecuado.

Si tu objetivo es mejorar la seguridad y accesibilidad del baño, lo mejor es instalar un plato de piedra natural o de carga mineral, ya que además de ser los más planos del mercado tienen una superficie antideslizante de primera.

En resumen

Tienes que tener en consideración los siguientes aspectos a la hora de comprar tu nuevo plato de ducha.

  • El espacio disponible en tu cuarto de baño
  • La accesibilidad necesaria
  • Su facilidad de limpieza  Su grado antideslizante.





Source link