Cómo reparar YESO agrietado

fecha

Contenido

¿Tienes agujeros que tapar o reparar grietas en paredes de yeso? Es importante que estas se cubran con el fin de evitar que vayan a más o por si por ejemplo deseas pintar la pared con un nuevo color. Veamos a continuación todos los pasos a seguir para reparar grietas en paredes de yeso.

Un problema que puede ocurrir en cualquier edificio es la formación de grietas en las paredes de yeso. Cuando esto ocurre, es necesario actuar de modo que las grietas aparecidas no se hagan más grandes.

En primer lugar, trataremos de entender por qué se forman grietas en las paredes. Las principales causas son el asentamiento del edificio (también llamado asentamientos primarios) o el del suelo (en este caso hablamos de asentamientos secundarios no causados por el edificio). Las grietas también pueden ser causadas por cambios de temperatura porque los materiales de construcción tienden a cambiar su volumen ya sea con el calor o el frío.

Una vez analizadas las causas, podemos añadir que no es demasiado reparar una grieta en las paredes si las paredes sobre las que se necesita trabajar son de cemento de yeso o paneles de yeso.

Veamos cómo hacerlo paso a paso.

Materiales necesarios:

  • Pasta de relleno (masilla o plaste)
  • Un cepillo
  • Una espátula
  • Un cincel
  • Un poco de papel de lija
  • Cal y yeso

Pasos para reparar grietas en paredes de yeso:

Si te enfrentas a una grieta profunda, es mejor consultar a un especialista, un técnico que pueda detectar las causas que han generado la fisura para saber si hay daño estructural en el edificio. En este caso, de hecho, la pregunta se vuelve más compleja y antes de trabajar es necesario saber si hay problemas que requieren una evaluación general de la estabilidad del edificio o de la tierra subyacente.

En cambio para grietas superficiales, puedes hacer esto por ti mismo:

abrir la grieta de yeso

PASO 1: abrir la grieta

Lo primero de todo es abrir la grieta para que podamos rellenar bien con la pasta que en realidad la va a cerrar. Puede que suene algo incongruente pero lo cierto es que si logras abrir un poco más la grieta y hacer que sea más profunda, lograrás que la reparación posterior sea completa.

limpiar grieta yeso

PASO 2: limpiar bien la grieta

Una vez abierta la grieta con la ayuda de una espátula, debes limpiar bien la grieta. Para ello cepilla bien la zona y luego aplica un poco de agua para eliminar cualquier resto de yeso suelto que haya quedado.

PASO 3: rellena la grieta con la pasta de relleno

Deja que la pared se seque por completo y una vez seca, rellena la grieta con la pasta de relleno. Para ello debes aplicar la pasta de manera perpendicular a la grieta con la ayuda de nuevo de la espátula. De este modo si la grieta es vertical, debes aplicar la masilla de manera horizontal y de derecha a izquierda y al revés, o de arriba a abajo y al revés, de modo que puedas rellenar la grieta y dejarla a la vez completamente lisa sin que se formen burbujas.

PASO 4: lijar la pared con un papel de lija fino

Una vez rellenada por completo la grieta, deja que pasen unas horas para que se seque y luego, tendrás que lijar la pared con un papel de lija fino para que quede como nueva y completamente lisa.